lunes, 5 de marzo de 2012

La importancia del hosting y el dominio en el posicionamiento en los buscadores

En la actualidad todo negocio debe de estar presente en internet para darse a conocer y así incrementar la cartera de clientes y aumentar las ventas, pero ¿cómo lograrlo?

Lo primero es tener un sitio web, un lugar donde mostrar nuestros productos y servicios, lo que comúnmente se llama página web, lo segundo es que la web sea visitada diariamente y mientras más visitas mejor.

Este es el tema que trataremos: cómo lograr visitas a la página web.

Muchas de las técnicas utilizadas en el comercio son válidas: dirección URL en las tarjetas de visita, el ‘boca a boca’, etc. pero cuando hablamos de internet la mayor fuente de visitantes son los buscadores, por eso es tan importante aparecer en la primera página en Google, Bing, Yahoo, entre los más importantes, sin pagarle al buscador, lo que se conoce como SEO (Search Engine Optimization).

Hay varios factores que influyen en el posicionamiento, semanalmente iremos comentando los más importantes y hoy comenzaremos por el principio: el hosting y el dominio.

¿Qué es el hosting?: Es una palabra del inglés que quiere decir dar hospedaje o alojar. Aplicado a internet significa poner una página web en un servidor para que pueda ser vista en cualquier lugar del mundo que tenga acceso a internet.

Existen varios tipos de hosting, entre ellos el hosting gratuito es muy básico, generalmente agrega publicidad en la web y tiene un espacio y tráfico limitado.
Por lo tanto, lo recomendable es un hosting de pago, preferiblemente en el país del sitio web o en la Unión Europea, más compatibles con la política de protección de datos. También puede ser importante el idioma, que tenga un buen servicio de atención al cliente y sobre todo que de un servicio constante y a una velocidad adecuada. Imagínense un hosting donde la web esté 'caída' y no se pueda acceder a ella, los usuarios no volverán y se puede tener dificultades para posicionar la página en los buscadores si la web no está siempre disponible.
Muchas veces con el hosting viene incluido uno o varios dominios, el dominio es el nombre del negocio en Internet y los buscadores lo tienen en cuenta a la hora de posicionar la web.

El dominio debe de ser corto y fácil de recordar por los usuarios, con un nombre que exprese el contenido de la web similar al negocio y preferiblemente con la extensión del país donde esté. Por ejemplo, si se va a trabajar fundamentalmente en España es mejor el .es que el .com.

Recuerden que en todo momento las personas que visitan la web son los potenciales clientes, por ello siempre hay que trabajar pensando en los usuarios y luego adaptarlo en lo posible a los robots de búsqueda.

¿Quieres comentarnos tu experiencia?